Es un mecanismo externo establecido en la ley 142 de 1994 y ley 689 de 2001 que constituye una herramienta de apoyo gerencial para los prestadores de servicios públicos domiciliarios.

El cual se logra a través de la evaluación, seguimiento y acompañamiento de manera previsiva, dinámica e integral en aspectos técnicos, operativos, administrativos, financieros, comerciales y legales.